Tras no poder lidiar con la depresión, joven neerlandesa muere por eutanasia

03 de junio del 2024

Una joven neerlandesa decidió poner fin a su vida mediante la eutanasia debido a los graves problemas mentales que padecía, tras pasar por un largo proceso para obtener la aprobación de las autoridades.

Zoraya Ter Beek, diagnosticada con autismo a los 21 años, comenzó al año siguiente a llevar un collar con una placa que llevaba el mensaje de no reanimarla, un documento legal que indica que una persona no desea recibir resucitación cardiopulmonar si su corazón deja de latir.

Ter Beek falleció el 22 de mayo, poco después de cumplir 29 años, con la ayuda del Centro de Expertos en Eutanasia neerlandés. La noticia fue confirmada por uno de sus mejores amigos a través de su blog personal, donde expresó su tristeza y comprensión por la decisión de Zoraya.

Este caso destaca la continua discusión sobre la eutanasia y los derechos de los pacientes con enfermedades mentales, así como la importancia de los sistemas de apoyo para personas que enfrentan graves desafíos emocionales y psicológicos.

Te puede interesar